“La añosa arboleda puede verse de kilometros”

Voyeur-

Un hombre se instala en la suite de un hotel. Es extranjero; podría ser ruso, polaco o ucraniano. Hace un llamado telefónico. Al cabo de unos instantes, entra una mujer. Su rostro es vacuo, su cabello largo, su piel blanca casi como la de él. Ella  le saca la corbata y lo enlaza del cuello como si fuera un perro. Parece que es un juego que a él le gusta, como si se conocieran desde hace mucho tiempo, pero no. Se ríen de algo que ella dijo. Hablan. El es un cerdo que aparenta ternura, sin embargo ella maneja la situación.

Ahora están junto a la ventana. Mientras miran la ciudad beben un líquido dorado, podría ser coñac.

Vuelven a reír con complicidad. Sin embargo no sabemos nada de  ellos. Solo acertijos inquietantes y premonitorios.

Ella dejó sus labios precisos dibujados en la ventana. Fragmentos de silueta y el brazo del hombre intentan apagar la luz o cerrar la cortina, pero no lo hacen… Mientras las ropas se desvanecen sobre una mullida alfombra de hotel.

La acción puede verse desde lejos. Exactamente desde un terraza de enfrente a unos quince o veinte metros de distancia. 

F.L.
Septiembre 2009


Es posible que uno encuentre algo nuevo en una cara nueva; es posible sorprenderse por un rostro diferente; incluso conmoverse con uno distinto; pero no es posible rechazar una cara nueva. Uno debe aceptarla tal cual es.

Gertrude Stein   


.................................................................................................................


DESCRIPCIÓN

Dos espacios bien definidos:
El lugar observado y el lugar desde el que se observa.

Una distacia:
Aproximadamente, 20 a 30 metros.

Tres elementos:
Actoral , audiovisual y espectadores o público  

Los espectadores son invitados previamente a ser parte de la experiencia. De repente se iluminan una o dos ventanas del edificio de enfrente, puede que sea un hotel, oficina, altillo, cúpula, etc . Simultáneamente una composición musical, acompaña los acontecimientos en la terraza. Los actores improvisan una escena guionada, una situación verosímil y sórdida con tintes de policial negro, con un desenlace rotundo .

Mientras cada uno de los espectadores observan la ventana desde la terraza (situación x), son llevados a ser Voyeurs por un instante.

Al final los títulos (Fin-dirección-actores-créditos-música-agradecimientos) son proyectados sobre la medianera del edificio.